¿Te ha pasado como capitalino de la CDMX que vas y vienes por la ciudad todos los días para realizar tus actividades cotidianas y ves una y otra vez las cosas pero no te da a veces tiempo de pensar un poco en ellas ni mucho menos disfrutarlas?

Por ejemplo en mi caso, todos los días paso frente a la Casa Lamm ubicada en Álvaro Obregón no. 99 y si bien se ve muy bonita por fuera, no me había detenido a investigar que hay ahí.

Resultado de imagen para casa lamm

Definitivamente ganó este fin de semana mi curiosidad y fuimos a visitarla. Para mi sorpresa es un lugar mucho más interesante y hermoso de lo que se ve.

Es un lugar donde se promueve y difunde además la cultura además de proporcionar planes  de estudio en este ramo.

Puedes encontrar en su interior una biblioteca, exposiciones, galerías y uno de los mejores restaurante Colonia Roma Norte.

Sencillamente comer dentro de estas instalaciones frente aun hermoso y cuidado jardín dentro de la bulliciosa ciudad, hace que te transportes a esa época primera del siglo XX frente a una singular propuesta gastronómica y un marco majestuoso.

Después de comer podrás disfrutar del lugar… sencillamente pasarás un día interesante, entretenido y conocerás un inmueble más de los muchos interesantes que tiene la CDMX.

Resultado de imagen para museos emblemáticos cdmx

Otro interesante lugar que conoces, lo has visto o escuchado es sin duda El Ángel.

Sí, esa escultura que amorosamente le denominamos El Ángel, es el monumento a la Independencia ubicado en la Avenida Reforma en la Ciudad de México es un símbolo inconfundible de la capital de México.

Dorada y gloriosa, la estatua alada de la victoria se cierne sobre el tráfico, el caos, las protestas y los turistas que pasan bajo sus pies cada día.

Y tristemente es otro de los lugares que si bien lo vemos con cierta regularidad, muchos ignoramos de su procedencia e historia.

De hecho, entender al Ángel es entender la ciudad, veamos por ejemplo algunos datos sobre ese particular monumento:

a) El Angel casi no se construye

La historia de este famoso ángel fue turbia. A mediados de 1800 se realizaron varias ofertas públicas para diseñar un monumento para conmemorar la independencia de México, pero la inestabilidad del gobierno durante esos años significó que nunca se tomó una decisión.

En 1843 comenzó a construirse una versión del Ángel en la plaza principal de la ciudad, pero el proyecto fue abandonado a mitad de camino por falta de fondos.

Cuando los arquitectos finalmente comenzaron a construir en la ubicación actual del Ángel en 1906, un lado entero del monumento colapsó y tuvieron que comenzar de nuevo desde cero.

Tenemos suerte de que se haya terminado.

b) El Ángel no solo es una escultura, también es una cripta

Dentro de la base del Ángel de la Independencia hay un pequeño mausoleo con los restos de los mayores generales e instigadores de México que estuvieron activos durante la lucha por la independencia.

Descansan en este recinto los restos de Ignacio Allende, Miguel Hidalgo, Juan Aldama y Don Nicolás Bravo, entre otros, junto con los restos de una gloriosa mujer llamada Leona Vicario, una de las primeras mujeres periodistas de México, activista y financiadora del movimiento de independencia.

Y puedes incluso pedir permiso y subir sus escaleras. Visitarla más de cerca también te acercará a la historia de México.

MarPeFer Uncategorized